12 julio 2013

Cuando el pueblo se convierte en cliente



Este mundo en el que nos ha tocado vivir, ULTRA-CAPITALISTA y salvaje hay pocas cosas que no estén contaminadas por el dinero. Incluso la amistad o el cariño muchas veces lo está. Por eso, es una sociedad como esta como no se va a atacar la sanidad y la educación pública. ¿Su solución? Hacer de estos lugares otro campo para ganar dinero. Privatización y cambiar las palabras alumno y paciente por una sola, CLIENTE. No lo digo yo, a algunos políticos se les ha escuchado decir que ahí hay NEGOCIO. 

¿No vale ya de escuchar a políticos y algunos estómagos agradecidos por los medios de comunicación y sentir cada día que están contra nosotros? ¿De ver como hacen corporativismo? ¿De ver como Sí ayudan y excarcelan a los suyos a lo largo de los años y no tienen compasión de familia alguna?

La prepotencia es un signo característico de los que tienen poder. Se ven fuertes e invencibles (por eso hacen lo que hacen) y nos ven como sanguijuelas que solo queremos chupar del estado como si el dinero del estado no fuese el que nosotros ponemos. Lucharán por que ningún parado o dependiente cobre un euro mas del que debe, nos dirán que no tenemos consciencia y que por nuestra culpa estamos donde estamos. Que somos unos vagos, que debemos trabajar si nos lo piden hasta en Laponia sino que dejemos de cobrar la prestación por desempleo. O si no saldrá la hija de Carlos Fabra a recordarnos que somos los últimos de la fila así QUE NOS JODAN.

Cuanto es capaz de aguantar una sociedad bien adiestrada. Lo saben... y se aprovechan. Han conseguido que nos "individualicemos" y que si no nos afecta personalmente el problema pasemos de él.

Quizás ya sea demasiado tarde. Espero que no.

P.D: En la mayoría de países el ordenamiento jurídico considera a los políticos elegidos o nombrados como representantes del pueblo en el mantenimiento, la gestión y administración de los recursos públicos.

Dicho ordenamiento considera que un político debe VELAR POR EL INTERÉS GENERAL DE LOS CIUDADANOS y mantenerse dentro de una ética profesional de servicio al pueblo y no hacia sí mismo. La corrupción, el populismo, la demagogia, el sectarismo y la incompetencia son males que afectan en mayor o menor medida a la clase política de la mayoría de países.

No vale una ley de transparencia creada por los mismos políticos, es como la de buenas conductas de los bancos. Tiene que haber continuamente un órgano que los controle con mas intensidad que a los niños de un parvulario.

04 febrero 2013

Nuestro gran problema es la mentalidad individual.


Son muchos años en los que por una parte se nos ha educado en lo individual y dentro de unas normas que vienen heredadas de otros tiempos donde si te salías de la fila podías ser fusilado. El miedo al prójimo, el “cuchicheo”, las envidias, el dinero, el egoísmo, el “no me fío”, el “y tu mas” que tan acostumbrado nos tienen los políticos, el yo estoy por encima de vosotros. Todo esto y mucho mas a estado conviviendo con los españoles como si de un perro guardián se tratara defendiendo su parcela.

Esta mentalidad individual es el gran problema de esta sociedad podrida. Nos quejamos mucho de lo mal que lo hacen los demás pero no aguantamos, quizás porque no nos han enseñado desde pequeño, a digerir las críticas hacia nuestra persona.  El movimiento 15M ha encendido una luz que demuestra que no todo está perdido y que las personas se pueden llegar a poner de acuerdo sin sindicatos ni partidos políticos por medio para llevar adelante acciones que, o den voz a los mas desfavorecidos o informen a los demás ciudadanos perdidos en su día a día que estamos siendo engañados por los poderes. Ni esto es una democracia, ni los poderes son independientes, ni los intereses de los políticos son los nuestros. Y esto es a lo que llamamos el “despertar”. Los ciudadanos están despertando aunque parece ser que estábamos tan adormecidos que aun no acabamos de abrir los ojos lo que debiéramos.



Salimos a la calle masivamente cuanto nos pica y es que esa educación que hemos recibido no nos ha instruido en conciencia social y solidaridad. No empatizamos con el prójimo. Necesitamos meses atrás que recortasen en los sueldos públicos para que los funcionarios saliesen a la calle, que recortasen en sanidad, en educación, en dependencia para que los respectivos colectivos se activasen. Si no nos toca no nos pica y cuando nos toca quizás ya sea tarde para actuar. Esto y solo esto es el gran problema de esta sociedad podrida. Nos quejamos mucho de lo mal que lo hacen los demás pero no aguantamos, quizás porque no nos han enseñado desde pequeño, a digerir las críticas hacia nuestra persona.  El movimiento 15M ha encendido una luz que demuestra que no todo está perdido y que las personas se pueden llegar a poner de acuerdo sin sindicatos ni partidos políticos por medio para llevar adelante acciones que, o den voz a los mas desfavorecidos o informen a los demás ciudadanos perdidos en su día a día que estamos siendo engañados por los poderes. Ni esto es una democracia, ni los poderes son independientes, ni los intereses de los políticos son los nuestros. Y esto es a lo que llamamos el “despertar”. Los ciudadanos están despertando aunque parece ser que estábamos tan adormecidos que aun no acabamos de abrir los ojos lo que debiéramos.

Pero pese a que la culpa es nuestra por nuestra forma de pensar esto nos ocurre por la mala educación que hemos recibido, mas bien la falta de educación.
¿Cuantas veces habré escuchado? – Total, si todo el mundo lo hace. ¿Que voy a ser yo el tonto del pueblo?.  Hemos disfrutado fardando de tener mas dinero que el prójimo. Nos ha gustado tener un cochazo del 15 cuando quizás nuestra nevera se caía de vieja. Pero es que hemos vivido y vivimos en una sociedad de imagen. De imagen de cara al exterior. De esto los políticos saben mucho.

Y cuando todo está fatal, cuando parece ser que los que nos estrangulan se van pasando sobres bajo mano solo somos capaces de salir unos miles a la calle en un país de millones de personas.

No voy a hablar de mi ciudad porque ya es para echarse a llorar aun así no pararemos de gritar porque si lo hacemos va a ser difícil volver retomar la poca unión que tenemos.
Necesitamos un cambio de mentalidad. Necesitamos una educación digna que nos ayude a abrir nuestras mentes, a reforzar nuestras destrezas y a luchar por lo común. Esto no es trabajo de un solo día. Y el primer paso para conseguirlo es sacar de arriba a todos los “chupópteros carroñeros” que nos quitan la sangre y poner a gente válida y comprometida y eso se hace no reseteando el sistema sino cambiando de sistema operativo.

07 enero 2013

Año nuevo, nuevas fuerzas



 Con la entada de un nuevo año nuestra mente y cuerpo debe estar preparado para una nueva etapa. Como cuando volvíamos a clase después de unas vacaciones o nos incorporábamos a un nuevo puesto de trabajo.

 En la Asamblea Virtual con las nuevas fuerzas de la AVReloaded y con las ideas muy claras de que hay que continuar luchando vamos a intentar por medio de las redes sociales dar difusión e incluso conocimientos a quien los demanden. Pero la Asamblea Virtual no es un lugar cerrado como pudiera ser un blog sobre tecnología. En la AV puede colaborar quien le interese y eso es lo bonito de todo este trabajo conjunto.

 En este país se ha escuchado muchas veces lo de que nos gusta mucho hablar y criticar en la barra del bar pero a la hora de la verdad. Cuando hay que actuar nos echamos hacia atrás. En parte estoy deacuerdo con esta afirmación pero también pienso a título personal que eso que se practica asiduamente en los bares es importante. No el hacerlo en los bares sino el hacerlo.

 En este largo y duro camino que es, ha sido y será lograr victorias sociales los pasitos suelen ser cortos pero "espero" continuos. No debemos caer en la desesperación porque sería una victoria del poder político y económico. Debemos ser conscientes de que nada es fácil y de que muchas derrotas nos pueden caer sobre los hombros pero también muchas victorias.

                        

 La esclavitud no terminó porque sí, de un día para otro. Muchas personas lucharon por conseguirlo y mucho sufrimiento por el camino. Uno de los puntos fuertes a mi entender era el concienciar a los esclavos, esos semi-humanos que ellos eran igual de dignos que los amos. Este cambio de mentalidad pienso que fue importantísimo para que realmente se llevase a efecto, repito, poco a poco, este cambio en la sociedad.

 En el caso de esta lucha de clases que actualmente existe creo que se debe actuar de la misma forma. No solo criticar, atacar y defenderse de los poderes políticos, financieros o mediaticos. Que si, que lo hay que hacer. Pero sobre todo concienciar a los ciudadanos que no son tan libres como ellos creían. Y esto duele. Vaya si duele. Darse cuenta que somos los títeres de un sistema que nos lleva hacia donde al 1% le interesa en cada momento duele.

 Pero si no somos capaces de difundir esto, de abrir los ojos del barrendero, de la ama de casa, del adolescente que tiene las hormonas a mil, del desempleado, del funcionario, del cartero o del cajero de tu banco, nos va a costar mucho un cambio real y una DEMOCRÁCIA en mayúsculas.

 Por eso la importancia que le doy a lugares como la Asamblea Virtual y tantos otros lugares tanto virtuales como físicos que ayudan a pensar al vecino.

 Es cierto que cada vez somo mas y mejor organizados pero también pienso que nos queda mucho camino porque los de arriba no van a dejar sus poltronas y sus privilegios solo porque una parte de la sociedad se lo pida. No lo han hecho nunca. Y es normal, también les ha costado trabajo montar un sistema pensado para ellos para que ahora les vengan con perdón, con ostias.

 Y porque pienso que si no estamos todos haciendo fuerza por nuestros derechos y sobre todo por crear leyes pensadas para el ciudadano y no para solo unos cuantos nos será mas difícil conseguir victorias. Esas victorias pequeñas que hacen que demos pasos de gigantes.



 Animo a todos el mundo a hacer algo por pequeño que sea. Ya sea virtual o físicamente, desde crear una cooperativa, a cambiar su cuenta bancaria a un banco ético, a organizar un mercadillo de trueque, a pegar cartelería en su pueblo, a acudir a las manifestaciones, a ayudar a los mas necesitados, lo que cada uno vea que puede hacer. Solo así seremos mas fuertes y solo así conseguiremos un lugar mas justo y libre para vivir.

 Poco a poco espero podamos ver mas y mas personas como este chico que gracias al activismo a comenzado a ver la vida de otra forma y a preocuparse por su presente y por su futuro y el de su futura familia.